Acabados de la piedra natural: el flameado

Granito flameadoLa piedra natural está disponible en diferentes acabados según las aplicaciones y necesidades constructivas y/o decorativas de cada proyecto. Hoy os vamos a explicar cómo se consigue uno de los acabados más utilizados: el flameado.

Este tipo de tratamiento térmico se realiza a altas temperaturas, generalmente sobre granito, para conseguir una superficie rústica y rugosa con cierto relieve y aspecto vitrificado. Una vez que las tablas de granito salen de los telares (máquinas utilizadas para cortar los bloques de piedra), se pasan a un habitáculo cerrado en el que se aplica este tratamiento. Para ello se aplica una llama a más de 2.500 Cº mediante mecheros de oxiacetileno (que se utilizan en procesos como el de  soldadura) con un ángulo de 45º de inclinación, desplazándose sobre la tabla con un movimiento horizontal.

Se provoca así un choque térmico con la superficie de la piedra, que provoca el desprendimiento de pequeñas lajas y esquirlas. El resultado es una superficie de la piedra con cierto relieve y vítrea, que proporciona un aspecto rugoso al granito, sin cambios de tono ni manchas. Generalmente, los granitos con más cuarzo (como el Rosa Porriño) son los que mejor flamean, ya que tienen más cuarzo mientras que los que peor flamean son los negros. Además, el acabado se aplica en tablas con un grosor a partir de 1,5 cm, aunque el espesor depende mucho de la resistencia que soporta cada tabla de granito.

UN ACABADO DISTINTO SEGÚN SU UTILIZACIÓN

FlameadoTodo el proceso del flameado está automatizado: la propia máquina regula la aplicación de la llama sobre la table e incluso limita la salida de gas si la llama se apaga para evitar accidentes. Un operario revisa toda la operación.

El tablero sale de la máquina y se le aplica un chorro de agua a presión para bajar la temperatura (que puede alcanzar los 35º) y quedar totalmente limpios. En este momento, dependiendo del acabado superficial requerido, el granito puede pasar por un tratamiento con un rodillo pulidor para que el flameado sea más liso. Si no se aplica, el acabado será más rugoso. En esto influye el uso que se le vaya a dar a este granito: si se va a colocar en suelos y actuar así como pavimento antideslizante; o en fachadas: en cuyo caso, prima el factor estético.

Granito flameado

También puedes consultar cómo se realiza la transformación de un bloque de granito y sus acabados.

  • certificado CE
  • certificado BBA
  • certificado CSTB
  • certificado SINTEF
  • certificado ISO9001
  • certificado DIBT